24 febrero 2009

Discos H.D. Laser

El año pasado ya se comenzaron a ver unidades SSD ( Solid State Disk ) que son capaces de ofrecer rendimientos muy superiores a los discos duros tradicionales, y algunas implementaciones han sido famosas, como la que integra el Acer AspireOne, en su versión con sistema operativo Linux. Pero ésto no quiere decir que los discos duros tradicionales vayan a desaparecer. El próximo paso será el uso de láseres como cabezales magnéticos que harán posibles transferencias de 1 terabit por segundo.

De momento la tecnología está algo verde, pero lo que en un principio parecía imposible, el cambio de estado magnético a través de láser, ya es posible. Ello unido a la nueva línea de láseres de femtosegundos hará posible que las velocidades de transferencia escalen hasta los 100 terabits/s.

El descubrimiento fue realizado en 2006 por los doctores Daniel Stanciu y Fredrik Hansteen, pero no ha sido hasta 2007 cuando un equipo francés de investigación con el doctor Thomas Ebbese al mando consiguió focalizar correctamente los pulsos láser sobre los discos.

Según parece la tecnología está en fase de desarrollo y en palabras de sus descubridores habrá que esperar mínimo 5 años para poder disfrutar de ella, y teniendo en cuenta que las velocidades iniciales de transferencia serán de 128 gigabytes por segundo, merecerá la pena.
---------------------------------
Uno de los componentes de un sistema informático que ha ralentizado el rendimiento global del mismo ha sido desde siempre o casi siempre el disco duro.

Ahora en Holanda están desarrollando una nueva generación de discos duros capaces de ofrecer un rendimiento y velocidad 100 veces superior a los obtenidos con los modelos actuales.

El ya clásico mecanismo electromagnético de escritura y lectura de los discos duros actuales sería sustituido por un sistema basado en un complejo láser.

La aplicación del láser no es nueva en el sector del almacenamiento de grandes cantidades de datos. Los discos magneto-óptico o MO funcionan calentando la superficie a escribir mediante un potente láser para después aplicar el tradicional método de inducción electromagnética de grabación de datos.

En esta ocasión se trata de emplear solo un haz láser para leer y grabar los datos en la superficie del disco.

Aparte del espectacular incremento de la velocidad el láser cuenta con la ventaja de ser menos perjudicial para la superficie de los discos, aumentando la vida útil de los mismos.

Aunque esta solución promete bastante parece que aún es un poco inviable de llevar a la práctica de forma comercial. Por otro lado tenemos los discos de estado sólido o SSD con un rendimiento muy superior a los actuales y que se perfilan como sus posibles sustitutos a más corto plazo.

*idg.es
*adslzone.net


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta,no seas tímido.