15 abril 2008

SanDisk alerta y protege de los peligros de las memorias flash

De acuerdo con un reciente estudio, el 77 por ciento de los usuarios corporativos utilizan memorias flash personales carentes de seguridad para asuntos relacionados con el trabajo.

El fabricante alerta de que los responsables de TI no son conscientes de la extensión que están teniendo las memorias flash que no disponen de los mecanismos apropiados de seguridad y que, cada vez están más presentes en las organizaciones. Según un estudio realizado entre usuarios corporativos, el 77 por ciento apunta haber permitido el uso de memorias personales para propósitos relacionados con el trabajo. Sin embargo, cuando se les pregunta sobre qué porcentaje de sus trabajadores utiliza este tipo de dispositivos, los encuestados apuntan que sólo lo usan un 35 por ciento de sus empleados.

Sin embargo, los usuarios admiten que los archivos de datos que más se copian en memorias flash personales incluyen información relacionada con clientes, en un 25 por ciento de los casos; información financiera, en otro 17 por ciento; planes de negocio, en un 15 por ciento; información de los empleados; en un 13 por ciento; planes de marketing, en otro 13 por ciento de los casos; datos sobre propiedad intelectual, en un 6 por ciento; y de código abierto, en otro 6 por ciento.

Uno de los principales aspectos que destaca este estudio está relacionado con la alta portabilidad de las memorias USB, lo cual representa un riesgo significativo de pérdida de datos para las empresas. Aproximadamente el 12 por ciento de los usuarios corporativos han apuntado que han encontrado memorias flash en lugares públicos. Junto a esto, cuando se les pregunta a estos responsables acerca de las tres acciones que harían si encontraran una memoria flash en un sitio público, el 55 por ciento indica que mirarían los datos que contiene.

Nueva versión de CMC

Por su parte, desde SanDisk apuntan que esperan que esta actitud cambie y se controle más la utilización de este tipo de dispositivos en las organizaciones. Para ello, la firma acaba de presentar una nueva versión de su software CMC (Central Management & Control) para gestionar sus memorias flash USB Cruzar Enterprise, disponibles en capacidades de almacenamiento de 1, 2, 4 y 8 GB. Gracias a la nueva versión de esta solución, los responsables de TI podrán gestionar de forma más fácil el ciclo de vida de esta familia de memorias USB, incluyendo el despliegue a través de la organización, la recuperación de la contraseña y la reanudación a través de la red, back-up centralizado y restablecimiento, así como la finalización en remoto de los discos perdidos.

Así, CMC 3.0 permitirá a los responsables de sistemas incorporar de forma rápida nuevas aplicaciones a través de la red sin necesidad de que los usuarios tengan que iniciar un proceso de instalación o tener que llevar sus discos al departamento de TI. Junto a esto, la nueva versión permite que las memorias Cruzar Enterprise se puedan configurar en remoto desde cualquier PC corporativo, sin necesidad de requerir una pre-instalación de un agente de software. Desde SanDisk apuntan que la versión 3.0 reduce el tiempo y los esfuerzos necesarios para añadir nuevas memorias, especialmente en las grandes corporaciones que disponen de múltiples localizaciones y muchos usuarios remotos.

Junto a esto, los responsables de TI pueden crear informes predefinidos sobre la actividad de los usuarios, proporcionar al departamento de TI nuevas herramientas para descubrir violaciones de la política de seguridad de los datos en la organización, y confirmar el cumplimiento de las regulaciones a través de auditorias.

Finalmente, cabe decir que CMC 3.0 mejora las políticas de control de contraseñas. Esta solución estará disponible en el tercer trimestre de este año.


Fuente:Idg.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta,no seas tímido.