28 enero 2008

La Economía China crece a ritmo ascendente

China volvió a batir un récord en 2007 tras registrar un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 11,4%, en el que es su mejor resultado de los últimos 13 años, pese a los intentos del Gobierno de enfriar la economía, según los datos hechos públicos hoy por el departamento nacional de estadísticas.

Durante el último trimestre, no obstante, el crecimiento fue del 11,2%, en contraste con el 11,9% del segundo trimestre del año y el 11,5% del tercero, lo que se interpreta como una muestra de que las medidas están surtiendo efecto y, según algunos analistas, de que China está conseguido evadir el tan temido recalentamiento.

El Producto Interior Bruto (PIB) de China se situó así en 24,7 billones de yuanes (2,34 billones de euros). El director del departamento de estadísticas, Xie Fuzhan, encargado de anunciar los datos, rechazó confirmar si China ha adelantado ya a Alemania como tercera economía del mundo.

"Alemania aún no ha dado sus datos, así que resulta bastante complicado hacer comparación. Mi impresión es que no, debido a las fluctuaciones en el tipo de cambio. Pero lo importante no es saber si China es la tercera o la cuarta economía del mundo, porque aunque adelantemos a Alemania, seguiremos siendo un país en vías de desarrollo", manifestó Xie, que insistió en que lo importante para el país no es tanto el volumen de su economía como su PIB per cápita.

El responsable confirmó que la inflación creció en diciembre un 6,5% (en noviembre, cuando se alcanzó la subida récord en más de una década fue del 6,9%), como consecuencia básicamente de la subida de la cesta de la compra, lo que ha colocado la inflación para todo el 2007 en el 4,8%, es decir, más del triple que el 1,5% registrado en 2006.

Xie intentó relativizar este indicador, asegurando que se trata de una medida que engloba muchos productos y servicios de todo el país. "Cada persona puede tener una impresión distinta del cambio que se ha producido, y también varía en función de las zonas del país. El IPC es un dato nacional, no hay que darle excesiva importancia", arguyó Xie, que minimizó así un tema que se ha convertido en la principal preocupación de la sociedad.

Según una encuesta dada a conocer hace un par de semanas, la subida de los precios se situaba como la mayor inquietud para el 66,5% de los habitantes urbanos y para el 57,5% en el caso de los rurales, por delante de inquietudes habituales como perder el trabajo y no poder encontrar otro.

El responsable chino negó, asimismo, que la reciente reforma anunciada en el cálculo del IPC tenga como objetivo disfrazar los datos ahora que la inflación se está disparando. "La reforma cubre muchas áreas. El propósito no es cambiar los resultados, sino aumentar su precisión", dijo.

Xie también señaló que el ingreso per cápita disponible de los chinos urbanos creció un 17,2%, que restando el aumento de los precios se quedaría en un 12,2%; en las zonas rurales, descontada la inflación, fue del 9,5%.

Además, comentó que la inversión en activos fijos creció en 2007 un 24,8% interanual, es decir, 0,9 puntos porcentuales más que en 2006, pese a los intentos del Gobierno por enfriar la economía. La inversión ascendió a 13,7 billones de yuanes, casi 1,3 billones de euros.



Noticias.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta,no seas tímido.