01 noviembre 2007

Salud,investigación.

Encontraron en el cerebro el lugar dónde nace el optimismo.

Un nuevo trabajo ciéntifico encontró que en individuos sanos en la región cerebral del cíngulo se integra y regula la información emocional y autobiográfica de la persona que le genera una visión positiva de su futuro.


Una tendencia humana generalizada es mirar con optimismo hacia el futuro y ésto descansa en lo profundo del cerebro, afirman los investigadors de la Universidad de N.Y en los EE.UU que consiguieron identificar una red de circuitos cerebrales que se activan al imaginarnos vivir una larga vida, sana y plena de éxito.
Pero al comprender que la realidad es diferente, nuestro optimismo se hace crítico al relacionarse con la salud física y mental.
La visión pesimista que podemos tener de las cosas está relacionada con la gravedad de nuestros síntomas de depresión.
El equipo de investigadores del Dr. Pherlps sometieron a un grupo de voluntarios a estudios de resonancia magnética para examinar la función cerebral mientras se les pedía que imaginaran eventos como,"ganar dinero, un premio o terminar una relación amorosa fallida".
Así los participantes imaginaban algunas circunstancias positivas, se detectaban mejorías en la activación del cíngulo y la amígdala que son ésas áreas donde parecen funcionar mal durante la depresión, dijo el Dr Tali Sharot, el autor del trabajo que lleva un posdoctorado en la Universidad Collage de Londres en Inglaterra.
Aquellos participantes más optimistas mostraron mayor actividad regional en el cerebro al imaginar eventos con futuro más positivo, agregó Sharot, y por su parte Pherlps afirmó que el futuro está abierto a la interpretación lo que le permite a las personas tomar distancia de aquellas negaciones y acercarse hacia las acciones mas positivas.
Las reacciones emocionales interactúan con otros procesos cognitivos que planifican los pensamientos y las intenciones de modo tal que éstas últimas modifican el curso emocional, comentó el Dr. Torrente jefe de Psicoterapia Cognitiva del Instituto de Neurología Cognitiva.
Los estudios previos realizados con el cíngulo anterior encontró la regulación de las respuestas emocionales y éste trabajo ayuda a regular la información emocional que beneficia una mejor visión futura de su vida en los pacientes sanos.
Desde lo terapeútico se asocian implicancias interesantes para interpretar la realidad con las vivencias emocionales y mejoran la experiencia emocional. Esto apoya el concepto subyacente de los diferentes tratamientos psicoterapéuticos y aquellos basados en la teoría cognitiva.
Este enfoque es la clave para mejorar las alteraciones emocionales y los pensamientos negativos disfuncionales y así la psicoterapia puede ayudar a mejorar la función del cerebro.













-Noticias.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta,no seas tímido.