07 noviembre 2007

Despuesdegoogle,(..),Descanso..

O sea, paréntesis.
Dejo el blog un tiempo, aunque lo mantengo vivo para visitantes que llegan buscando algún post publicado aquí, que puede resultarles interesante o útil.
El título Después de Google se ha ido aclarando con el tiempo, desde que existe este blog. Hoy especialmente (fecha en que se presenta la plataforma móvil liderada por Google, justo unos días después de haberse lanzado la plataforma social Open Social y de haber actualizado el PR con criterios muy suyos) podemos afirmar qué hay después de Google.
Después de Google llega… Google

Claro que esta multinacionalización de la Red, cada vez más unilateral (del lado de Google, off course), encontrará filtros y mentes lúcidas que le presenten batalla. Ahí está Juan Luis Cebrián, cabeza pensante de El País, pontificando sobre el origen y naturaleza de los blogs: según el padre de la patria nuestra, la blogosfera es un producto bastardo y exhibicionista inventado por un cretino cuyo currículum se limita a ser hijo traumatizado de un borracho:

“Los expertos atribuyen al periodista Justin Hall el honor de ser pionero del invento. (…) El suicidio de su padre alcohólico, cuando Justin contaba siete años, y los problemas y discusiones con el equipo de Wired a cuenta del ego de cada cual, tienen mucho que ver con su comportamiento profesional como escritor y, probablemente, con la configuración que los blogs han adquirido en la última década.
(…) Los blogs fueron ideados para ser leídos, y aun manipulados, por terceros, están llenos de enlaces a otros blogs que los demás escriben y, cualesquiera que sean los valores que en ellos se defiendan o estén presentes, la intimidad no forma parte de ese elenco. Antes bien, podríamos asumir que hay una cierta pasión por el exhibicionismo, a veces bajo la escusa de la comunicación, en toda la actividad que se desarrolla en la red. Al fin y al cabo, quien se abre una gabardina y enseña los genitales a los viandantes busca también una forma de comunicarse.
(…) En la vida ordinaria, la superficialidad de las conversaciones es también uno de los atractivos que encierran, se produzcan en la barra de un bar, en una discusión doméstica o incluso en las tertulias radiofónicas. Pedir a los adolescentes más profundidad en sus diálogos en Internet que en sus charlas durante el recreo constituye un exceso. Resulta más preocupante, en cambio, la frivolidad disfrazada de ropajes espetables, la vacuidad sonora de los demagogos o la credulidad restada a mentirosos y falsarios. Problemas todos ellos muy visibles en el actual universo de la red.” (Escolar.net)

Y los Reyes desatando el delirio nacional en dos ciudades situadas en Marruecos que nunca habían visitado oficialmente. Y Acebes tan contento de esta visita a una parte de la “gran nación española”.
¿En qué quedamos? El nacionalismo, ¿no era intrínsicamente perverso e históricamente desfasado?

En fin, gracias a cuantos habéis ido leyendo o visitando este blog.

despuesdegoogle

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta,no seas tímido.