19 junio 2007

Esquizofrenia-1

Mucha gente, cuando escucha el término de salud mental, piensa en enfermedad mental. Pero la salud mental es mucho más que la ausencia de enfermedad mental.
Tiene relación con la vida cotidiana de todos nosotros, con el modo con que cada uno se lleva con sus familia, en el colegio, en el trabajo, en el juego, con sus pares, en su barrio, en la comunidad.
La salud mental es algo que todos deseamos para nosotros mismos, ya sea que lo sepamos por su nombre o no. Cuando hablamos de la felicidad, de la tranquilidad de espíritu, de la capacidad de goce o satisfacción, estamos usualmente hablando de la salud mental.
No existe justificación ética, científica ni social para excluir de la comunidad a las personas que sufren una enfermedad mental o trastorno cerebral.
No hay porqué temer a los que sufren una enfermedad mental. Ésta puede afectara cualquiera. No hay que desatender los signos tempranos de la enfermedad. Es preciso luchar contra los mitos y las ideas falsas.
MITO:
"LOS TRASTORNOS MENTALES Y CEREBRALES NO SON MAS QUE UN PRODUCTO DE LA IMAGINACIÓN..."
REALIDAD:
"SON AFECCIONES REALES QUE CAUSAN SUFRIMIENTO Y DISCAPACIDAD."
MITO:
"DEBEMOS LIMITARNOS A ENCERRAR A LAS PERSONAS QUE SUFREN UNA ENFERMEDAD MENTAL..."
REALIDAD:
"LAS PERSONAS AQUEJADAS DE UNA ENFERMEDAD MENTAL PUEDEN DESARROLLAR SUS FUNCIONES Y NO SE LES DEBE AISLAR."
Las enfermedades mentales y los trastornos cerebrales provocan sufrimientos y discapacidades, e incluso pueden acortar la vida,como se observa en los episodios de depresión posteriores a un ataque cardíaco, las afecciones del hígado resultantes de la dependencia del alcohol o los casos de suicidio.
Muchas veces la existencia de un trastorno mental o cerebral se mantiene oculta, por voluntad del paciente o simplemente porque éste o sus familiares no lo reconocen como una enfermedad.
Sin embargo, los exámenes mediante imágenes del cerebro han permitido identificar la subestructura anormal subyacente de muchos trastornos. En consecuencia, negar su existencia equivale a negar que existe el cáncer porque no se puede ver las células anormales sin un microscopio.
Las enfermedades mentales se pueden diagnosticar y tratar antes de que sea demasiado tarde.
El tratamiento de las enfermedades mentales se relaciona muy a menudo con los hospitales psiquiátricos. Sigue habiendo establecimientos que violan los derechos fundamentales de la persona y atentan contra su dignidad mediante tratamientos inhumanos. Con demasiada frecuencia se considera que el abandono, la reclusión o el aislamiento son la única solución al problema que plantea una persona enferma.
Sin embargo, los hechos muestran que las personas aquejadas de una enfermedad mental o un trastorno cerebral pueden mejorar y hacer una aportación útil a la sociedad.

Algunos estudios han catalogado esta enfermedad com la sexta enfermedad en grado de dolencia y padecimiento personal al individuo afectado.

3 comentarios:

  1. Yo padecí un brote esquizofénico del cual pude recuperarme, al parecer la producción excesiva de la dopamina y el tener bloqueado el sistema autónomo me hicieron primero disparar el miedo que no lo reflejaba muy a pesar mío, y empecé hace como dos años a investigar sobre supuestas voces que me recriminaban y me ponían en una situación de persecución permanente, las pesquisas que realizaba me indicaron que nadie de las personas estaba hablando en contra mía o atentando contra mi vida. Dejé pasar los eventos y triste fue para mí que el escenario se complicó, lo peor de todo era que ya no podía ajustarme a la normalidad, de pronto presté certeza a las voces inexplicables y sentía pánico, desde luego se desordenaba mi vida, y yo prestaba más interés a las conversaciones que mantenía con mi propio interior. Afortunadamente nunca solté los hilos del mundo real, y poco a poco iba asimilando que yo estaba falseando en mi actuación, que no era posible que yo actuara de manera equivocada en cuanto a prestar validez a las voces que no me dejaron por espacio de casi 8 meses. La curación fue realizada con la administración de una dosis diaria del antipsicótico olanzapina, y los síntomas de alucinaciones auditivas desaparecieron por completo. Ya he vuelto a trabajar, y ya he tomado el timón de mi barco, pero fue un gran calvario sufrir la esquizofrenia.

    Un saludo, a mí me gusta la Literatura, y por estos meses de recuperación, me he lanzado a contar a través de mi propio blog, el distinto material que encuentro sobre la esquizofrenia, si es de tu agrado te dejó la dirección del blog: patoalucines@blogspot.com, y espero en algunas ocasiones podamos mantener contacto a través de la red.

    ResponderEliminar
  2. Me Llamo antonio y quiero un hospital psiquiatrico porque no se cuidar de mi mismo pero con derechos y libertadesy mas humano.Yo no he conocido ninguno pero una vez estuve en hospital santelmode palencia y me aplicaron electrocho y no quiero en el futuro eso para mi ni para mis camaradas.DESDE NIÑO por ignorancia mis padres me dieron vino y otras bebidas alcoholicas ,estoy apesadumbrado por este hecho.PABLO PALENCIA PIDE PERDON A SUS AMIGOS LOS ENFERMOS mentales por una carta en una revista .SOY Testigo de Jehová y como no tengo personalidad tengo miedo de liarme con una enferma y coger el sida y el ser expulsado de mi religion.

    ResponderEliminar
  3. Documental sobre la esquizofrenia:

    http://www.documentalonline.com/ciencia/uno-por-ciento-esquizofrenia

    ResponderEliminar

Comenta,no seas tímido.